El cáncer afecta a cientos de millones de personas en el mundo, por lo que esta noticia –que nos habla de algo tan simple como la alimentación- puede ser muy prometedora para ayudar en los tratamientos de estaenfermedad. Según una investigación de la Asociación Americana para el Cáncer, consumir una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínaspuede reducir el riesgo de cáncer y retrasar el crecimiento de tumores ya existentes.

image

Este estudio fue realizado en ratones, pero los científicos involucrados están de acuerdo en que los hallazgos son lo suficientemente fuertes para pensar que un efecto similar podría producirse en los seres humanos. Para la investigación, se implantaron en ratones cepas con células tumoraleshumanas o con células tumorales del ratón y se los asignó en grupos cada uno con una dieta diferente.

La primera dieta, una dieta occidental típica, contenía alrededor de 55 por ciento de carbohidratos, 23 por ciento de proteínas y 22 por ciento de grasa. El segundo grupo tenía una dieta con 15 por ciento de carbohidratos, 58 por ciento de proteínas y 26 por ciento de grasa. Los resultados demostraron que las células tumorales aumentaron considerablemente más lento en la segunda dieta.

 

fuente:

sciencedaily

Sacada de:

Dmedicina.com

 

 

 

About these ads